domingo, 30 de octubre de 2011

ARREGLAR EL MUNDO



"Para arreglar el mundo,primero hay que arreglar al hombre "

Un científico que vivía preocupado con los problemas del mundo estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas. Cierto día su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar. El científico nervioso por la interrupción le pidió al niño que fuese a jugar a otro lado. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención. De repente se encontró con una revista en donde había un mapa con el mundo, justo lo que precisaba. Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo: como te gustan los rompecabezas te voy a dar el mundo todo roto para que lo repares sin ayuda de nadie. Entonces calculó que al pequeño le llevaría 10 días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas algunas horas escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente. Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo. Al principio el padre no creyó en el niño. Pensó que sería imposible que a su edad hubiera conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes. Desconfiado el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño. Para su sorpresa el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz de hacerlo? De esta manera el padre preguntó con asombro a su hijo - Hijito tú no sabías cómo era el mundo ¿cómo lo lograste? Papá respondió el niño, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo vi que del otro lado estaba la figura de un hombre. Así que di vuelta los recortes y comencé a recomponer al hombre que sí sabía cómo era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo.

             Gabriel García Márquez





25 comentarios:

  1. ¡Extraordinario García Márquez!

    Besicos para mi mañica

    ResponderEliminar
  2. pues vamos a tener que empezar a poner energías..

    ResponderEliminar
  3. Precioso, no lo conocía. Un placer volver por aqui...

    Saludos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  4. Es un buena manera de empezar, porque no se puede construir la casa por el tejado.

    ResponderEliminar
  5. MAGNÍFICO!!! Y cuán verdadero... Los niños tienen la capacidad de hacer fácil lo difícil aunque en ocasiones a los adultos les cueste comprender. Preciosa metáfora en la que como bien sabe reflejar el señor Márquez, mientras no se recomponga el hombre, dificilmente podrá recomponerse el mundo.

    Preciosa elección Buda :)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Conocía este escrito desde hace tiempo y me parece muy cierto y a eso yo agregaría simplemente que para poder recomponer al mundo no hace falta más que echar un vistazo hacia adentro de cada uno de nosotros y arreglar un poco lo que hay ahí.

    Llegué hasta tu blog a través de Te y Almendras y me gustó lo que vi aquí, muy cálido.

    Un saludo desde Cd. Juárez, Chih. Méx.

    ResponderEliminar
  7. Gabriel García Márquez, un genio. Estas historias diferencian a los grandes escritores de los aficionados.

    ResponderEliminar
  8. Paso a agradecerte por tu vista y tu comentario y por supuesto que puedes seguir pasando, eres bienvenida en mi blog cuando quieras.

    Saludos otra vez.

    P.D. Ayer no te dije pero llegué también a tu blog porque tu nick me llamó mucho la atención.

    ResponderEliminar
  9. Impactante, tenía que ser del Gabo, un genio de verdad.

    Es una gran verdad la que toca el cuento, lo triste es que pocos la aceptan, la actitud general es echar la culpa a alguien más, al gobierno, a la crisis... si todos asumiéramos nuestra responsabilidad que fácil sería arreglar el mundo.

    Saludos amiga.

    ResponderEliminar
  10. Hola Amiga pues si la repuesta y las soluciones estan en nosotros mismos, muy bonito lo q has compartido. Besitossssss.

    ResponderEliminar
  11. Genial García Márquez.
    Precioso post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bonito post,por supuesto que está en nosotros mismos.
    Pásate tengo algo para ti

    ResponderEliminar
  13. Como siempre un verdadero placer pasear por tu blog. Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  14. Fascinante y conmovedor. Una lección magistral.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Ciertamente la sabiduría de un niño supera con su inocencia la del mas listo de sus mayores. Quizás por eso sea tan dificil encontrar al niño interior.

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Ojalá nunca perdiésemos esa mirada inocente
    y pudiésemos recortar el mundo a nuestra imagen.
    Besos, Buda.

    ResponderEliminar
  17. Que maravilloso cuento del señor Márquez. Me he suscrito. Espero ver más entradas igual de lindas

    ResponderEliminar
  18. Hola,preciosas letras van desnudando la profunda y leal belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos truhanes...

    ResponderEliminar
  19. Hola Buda, regreso ligero de equipaje a tu bella casa, aquí me quedo, muy agradecido, pasa buen día, besos azules...

    ResponderEliminar
  20. no se puede arreglar el mundo

    ResponderEliminar
  21. Para arreglar el mundo, primero hace falta dineroy bondad.si yo mandara,fabricaria dinero el necesario para todo el mundo ,subiendo el oro tanta veces como si fuera necesario,se lo daria alos bancos para que dieran credito a cero para que la gente monte empresas para limpia este mundo de lo malo y poder trabajar todos lo que esten sanos y vivir sin preocupaciones. Si lo que manda en este mundo se pucieran de acuerdo lo arreglarian si tuvieran buen corazon com jesus ,hay mucha manera de arreglalo pero los poderosos no quieren

    ResponderEliminar
  22. El autor de este bonito cuento no es Gabo me temo si no Cristian Urzúa Pérez, Historias para crecer como padres, SAN PABLO Chile, 2010

    ResponderEliminar
  23. Hola. El Autor de este Cuento es CRISTIAN URZUA PEREZ, Chileno.

    ResponderEliminar
  24. Hola. El Autor de este Cuento es CRISTIAN URZUA PEREZ, Chileno.

    ResponderEliminar